Blog

Lo raro es Abril

blog

Suena “Jim” con mi querida Billie Holiday de fondo mientras son las 22:00 hrs aquí en Madrid, la ciudad de las oportunidades, de la música para mí.

Imagina una bodega de 200 años perfectamente conservada, con sus patios por donde la luz entra y despeja, una finca enorme con 35 caballos, carruajes preciosos restaurados, una casa que huele a historia de película y una familia encantadora con quien de buena gana pasarías un verano entero descubriendo sus costumbres. Añádele elegancia y simpatía, derroche de generosidad y cariño a partes iguales. Imagina un vino tan delicioso que despierte todos tus sentidos, tanto que siempre te deja sediento.

Bodegas Los Pinos se llama todo esto, y me siento muy orgullosa de formar parte de la familia. Os voy a contar un poquito más ahora que os he puesto el vino en los labios.

Leer más

Continentes

Se supone que está feo que diga aquello de: Hola buenas noches, aquí estoy fumando un cigarrillo mientras escribo frente al ordenador. Fumar cada vez está peor visto, y no te digo nada de lo que le gusta a la gente insistir en que para una cantante lo es más aún. Y es verdad. No os quito razón, es una prioridad en mi lista. Digo esto básicamente para que no me regañe nadie, para dejar claro que soy muy consciente, y que lo que quiero saber de vosotros en vuestros comentarios es más profundo. Estaría bonito no solo dejarme ver, veros un poquito más me gustaría. Así a veces no me sentiría extraña. A veces me pasa, sí. Por supuesto. Yo tan transparente, y vosotros a veces… tan incógnita para mí.

Sevilla, Castellón, Gandía, Valencia (2 veces), Pedreguer, Barcelona y Olot: qué bien me habéis acogido con BlueBird y qué contenta he regresado a Madrid. Cuánto cariño me traigo, y cómo me cargáis la pila. Tengo de fondo la tv puesta, me hace compañía y me encanta la tipa que dobla a Nicole Kidman, seguramente de haber conocido a la actriz me replantearía mi sexualidad, la adoro.

Leer más

Conversaciones conmigo misma después de cenar.

A veces me resulta complejo sentarme delante del ordenador y sencillamente escribir algo pensando que habrá gente que lo leerá. Creo que le resta naturalidad pese a que soy bastante franca en lo que suelo comunicar. Seguramente si fuera a escribir solo para mí sería muy distinto. Menuda chorrada, por supuesto que lo sería. Acabo de cenar y estoy cansada, y aunque no estoy muy congestionada siento ese atontamiento y destemplanza con que un resfriado nos suele propinar el segundo día. Así es.

Qué orgullosa de estoy de Blue Bird, creo que sería la típica madre insoportable si algún día decidiera tener hijos. Me acabo de sorprender mirando la portada del álbum y pensando en el gran orgullo que siento y la enorme gratitud que tengo hacia vosotros, pese a la eterna demora de los vinilos (espero que no me odiéis algunos, aún). De pronto me he reído de mí misma. Me gusta eso.

Se me ha dormido un dedo del pie, creo que me pasan esas cosas por haber llevado tacones cuando en realidad está claro que soy una persona de llevar botas. Creo que algo se me estropeó en los dedos de los pies por culpa de los tacones. No los puedo llevar con dignidad. Los odio. Es una crueldad para la mujer. Y además envidio a las que los llevan, como si no fuera un trauma terrible para las rodillas y la espalda.

Leer más